Enredo Virtual; Un Problema Real

Andres Franco / Opinion / / 0 Comentarios / Like this

Por: Andres Franco

mentra3

La internet ha facilitado la adquisición de infinidad de contenidos, la palabra «download» es ya parte del vocabulario de las nuevas generaciones, subimos información y también la descargamos. Generamos contenidos y lo consumimos, mejor dicho; que internet dejó de ser un «lujo» y pasó a convertirse en un servicio, eso no es nuevo para nadie.

Lo que si definitivamente usted no va a encontrar en la internet es una REALIDAD, porqué internet se hizo precisamente para eso, una puerta entre lo real y lo irreal. Un escenario donde usted puede ser lo que se le de la gana, y con las herramientas digitales de hoy en día, la fea no es fea si no «falta photoshop». Asi que si usted es de los que busca música, vídeos, imágenes y texto, no tiene de que preocuparse. Pero, si por el contrario usted es de los que busca amigos y espera desesperadamente encontrar AMOR en la internet, le invito a que se lea esta historia que le paso a una amiga mía y le va a hacer replantear muchísimo la manera en la que interactúa con personas en la internet.

Fake2Todo comenzó hace 6 meses cuando mi amiga con la que sostengo una comunicación constante me contó que estaba «hablando» con una vieja que había conocido por Twitter, hasta ahí todo normal.

Todos sabemos como funciona el cuentico de «levantar» por twitter, la gente se hace la interesante, pone links de canciones, artículos o imágenes que reafirmen su elocuencia y buen gusto, y finalmente se roban uno que otro tweet existencial o irónico para atraer incautos. El jueguito de yo te sigo, tu me sigues y por DM entramos en celo es cada día mas habitual, hasta yo lo hago !! (lo que pasa es que si no me lo dan rápido me aburro) pero involucrarse ya es otro cuento.

La historia siguió sin novedades, en el transcurso de los días me di cuenta de que este personaje (en adelante «El Fake») interactuaba ocasionalmente con varios amigos de mi circulo social, hasta el punto de parecer que se conocían de toda la vida. El comentario, el favorito, la mención, el retweet… todo esto cosecha buenas relaciones y sobre todo CREDIBILIDAD en el incauto y poco malicioso navegante que ve todo esto como una carta de recomendación para un desconocido. Yo, como es habitual me mantuve al márgen del tema, primero porque buscar «amor» por internet me parece patético, y segundo porque está clarísimo que me gustan las grillas, y las grillas solo tienen twitter para seguir reggaetoneros y hacer retweet de frases de superación personal.

La sospecha y la intriga realmente se apoderó de mí cuando por casualidades terminé conociéndola personalmente. Para ésta altura de la historia cabe anotar que su trabajo psicológico y de ingeniería social ya había dado muchos frutos, mi amiga estába al borde del colapso nervioso pensando que toda Pereira estába en su contra debido al constante stalkeo del fake. Sumado a esto y de la manera mas noveluda jamás imaginada con extremo tacto, supo sembrar la semilla de la discordia entre todos los cercanos a su presa, de esta manera jugaba a dos bandos hablando mal de unos con los otros y viceversa. Tal vez por esto, fue que la malicia se me activó cuando me di cuenta de quién se trataba.

Recuerdo bien que estaba en Yii Bar (otra de las muchas vitrinas de la ciudad) era una de esas noches entre semana donde me dió por convertir el agua en gin tonic, copas por aquí, risas por allá, chismes por acá…. hasta que el fake llegó, en ese momento tal vez no era un fake para el mundo (para mi siempre lo fue), no obstante le di el beneficio de la duda. Mi lectura fue rápida; llegó vestida como si vendiera collares en la peatonal de la 18 pero repartiendo botellas de alcohol, una de ginebra Tanqueray para mi mejor amiga, y una media de Vodka para mi (uh?), cliclets, pastillas de dudosa procedencia mejor dicho, toda una chaza hecha mujer, con una actitud de «Pidan lo que quieran que yo pago» fue suficiente para reafirmar mi desconfianza.

Si usted quiere detectar quién es una mentira sólo espere a que llegue hablando mal de otros, por ley seguro que va a salir hablando mal de usted.

Mis preguntas fueron capciosas, camufladas de simpatía y sobre todo con sentido de evidenciar todo aquello que la gente quiere esconder. Saben? La gente expresa más con acciones lo que intenta ocultar con palabras, un constante tic nervioso en el ojo del fake me permitió entender que todo a su alrededor obedecía a una mentira muy mal orquestada, su alarde constante de «conozco a todo el mundo», «he viajado por todo el mundo» fue su delator social, pero hablar mal de su víctima (mi amiga) aún cuando sabía que soy su amigo, si fue evidencia personal. De allí en adelante todo cambió en mi perspectiva.

Como es adecuado puse al tanto a mi amiga y no fue para decirle cosas buenas sobre su «amor virtual de turno», así que lo que hice fue seguir el guión ideado por el fake en donde todos éramos culpables de la desgracia de mi amiga, menos ella. Como consecuencia esto solo desató una confrontación directa y un choque de versiones entre lo que le decia yo (el amigo) y lo que le decia ella (el fake). Al final, despues del análisis, solo tuve que sentarme y ver como la fachada empezaba a caerse. Y como bien dicen; Mas fácil cae un mentiroso que un cojo, dicho y hecho. La circustancialidad no le empezó a ayudar al fake, mi amiga aunque tragada ya tenia la espinita de saber que muchas cosas fallaban… una intriga de esas que no dejan dormir y que día a día se hace más grande, fue la que la llevó (por mera casualidad) a terminar hablando con un amigo REAL (tal vez de los pocos) que tenía el fake… el capítulo siguiente no se hizo esperar, la confrontación de información es siempre la punta de lanza para destapar cualquier olla podrida, y esto fue lo que pasó.

Un día cualquiera la sosobra de mi amiga llego al límite, 5 AM sin poder dormir, llena de dudas y navegando entre mentiras se decidió a llamar al amigo del fake, con tan buena suerte de que precisamente tenía un turno de noche en su trabajo y a las 6 AM se programó la cita. Sin saber que esa conversación desenmascararía el fake….

Las revelaciones del amigo fueron contundentes, los supuestos y constantes viajes a Mexico eran imaginarios, ella nunca ha salido del país. La supuesta casa en condominio privado de Cerritos en donde decía vivir, fue remplazada por una humilde choza en Santa Rosa de Cabal y el supuesto dinero que decia tener, era solo producto de dejar a mucha gente embalada con prestamos que nunca pagaba entre muchas otras cosas.

Fake3Lo más desconcertante para mi amiga, vino después. Inmediatamente tanta información le obligó a despejar dudas en el plano virtual, lo que le exigió una investigación minuciosa en sus actividades virtuales. Con gusto, le ayude en la causa. De allí para adelante solo fue unir todos los cabos sueltos y descubrir que TODOS sus supuestos amigos virtuales de twitter con los que interactuaba públicamente, eran ELLA MISMA !!

Hay que estar muy mal para abrir cuentas de twitter y crear personajes imaginarios…. pero hay que estar peor para dibujar una vida y creérsela. Pero personajes como estos son prueba de que la salud mental debería ser mas importante que cualquier otra. Si algo me ha enseñado C.S.I, es que por muy elaborado que sea un crimen, los detalles se vuelven reveladores. La habitualidad en la redacción, los mismos horarios de actividad, y la poca perspicacia a la hora de personificar sus amigos imaginarios, la delataron en el mismo instante en donde la duda se sembró.

En psicología, la mitomanía o pseudología fantástica puede manifestarse como frustraciones sociales, quién la padece realmente cree que los acontecimientos ficticios han tenido lugar, sin tener en cuenta que estos eventos son fantasías de su mente. La víctima puede creer que él o ella ha cometido actos sobrehumanos de altruismo y amor o actos igualmente grandiosos de una maldad , que responden a sus propias fantasías. Su funcionamiento se basa en una paradoja: por un lado, el fake debería ser lo menos reconocible posible, por otro, debería desencadenar un proceso comunicativo donde quede claro que se trata de una información falsa.

Estos patrones de conducta son asociados con alteraciones sustanciales en algunas tendencias de comportamiento, por lo general involucran varias áreas de la personalidad, y casi siempre se asocia con perturbaciones significativas en la esfera personal y social.

Es por esto que los fakes de internet estan doblemente jodidos, inventar una vida virtual mientras su vida real es patetica deja de ser un pasatiempo para volverse un modus vivendi, y en esta práctica estan destinados a potenciar (aún más) sus propias frustraciones.

Mi amiga ahora esta mejor que nunca, se rie de todo esto que pasó y cada vez que puedo le recuerdo lo ridículo de buscar amor en la internet, esto, al parecer…. es mas habitual en las generaciones nuevas… sí, esas que crecen con el concepto de chat diario. Esas que no se les da nada «hablar» con alguien sin rostro y que tienden a idealizar de la peor manera «eso» que les resulta interesante. En otros tiempos, esto seria equivalente al fenómeno de la idealización del oyente frente al locutor, relacionar una voz «sexy» no es garantia de que el dueño de la voz también lo sea. En esto, radica la situación. Del fake les puedo contar que sigue activo, es habida lectora de este espacio y vive en constante stalkeo hacia mi amiga. Pensé en ponerle nombre, apellido y hasta una foto que me tome con ella (sabia que serviría para algo) pero no lo consideré agradable para mi amiga, no por el fake. Creo que vivir en una fábula y que el mundo lo sepa ya es suficiente castigo, no obstante, dejaré la advertencia del anonimato abierta….. Uno nunca sabe. Tal vez sea porque el problema con las mentiras es que sólo hacen daño cuando son descubiertas.

Tenga en cuenta que cuando otros nos mienten, no deja de ser un accidente; El verdadero drama se desencadena cuando nos mentimos a nosotros mismos.

Realizadores:

Andrés Franco

Ilustraciones: Colectivo Mazamorra

Deja un comentario

*

Top