Cliches del Software Legal

Andres Franco / Opinion / / 0 Comentarios / Like this
soft-pirata-scaled500

Por estos dias se celebra el campus party en su edicion 2012, tenemos el pais indignado con el tema de la reforma, hay voces de referendo en el background y algunos seguimos pendientes de la sancion disciplinaria para nuestro querido Senador (Borracho) Merlano. Yo por mi parte me di a la tarea de mirar con lupa el tema de licencias de mis diferentes empresas (cosa a la que nunca le hubiese podido dedicar tiempo, algunos meses/años atras).

El balance, no fue tan negativo como esperaba.

Una de las ventajas de tener un propio grupo de desarrollo, sumado a el boom del software libre y los aplicativos vinculados (plugins, add-ons etc), es que solo terminas invirtiendo en la formacion y capacitacion del personal. Es importante, las empresas cuentan con un personal humano y ellos cuentan a su vez con dejar su conocimiento como aporte a su lugar de trabajo, un negocio rentable para ambas partes. No obstante, se suelen escapar algunas novedades por un sin numero de circustancias, desde una licencia de winrar instalada hace años, hasta la funcionaria que solo aprendio a escribir en Word, o tal vez el portatil que venia con Windows VISTA entre muchos otros.

La verdad es que lo unico que estaba sin legalizar eran algunas licencias en el area de desarrollo multimedial y diseño. Asi que me di a la tarea de buscar una solucion como nos gusta al Colombiano promedio, buena, bonita y barata.

Licencias educativas

En un proyecto anterior tuve que ponerme al frente del desarrollo de un videojuego, la produccion estaba llena de detalles tecnicos y de programacion, posteriormente pasamos a una depuracion puntual en el tema de codigo para terminar en una migracion a un sistema operativo movil (iOS Exactamente). En el proceso se culminaron todos los pendientes, pero al final, resulto el «detallito» de las licencias.

Para no alargar mucho el cuento, el grupo de programacion tenia una licencia comercial del software que proveia el motor de graficos, pero para hacer posible su ejecucion en plataformas moviles era necesario adquirir otra licencia a nivel de Add-on que realmente tenia el mismo costo de la licencia actual. El lio era, que una licencia debia acompañar a la otra, y digamos que se «enchicharrono» la cadena de licenciamiento, puesto que si la licencia A, debia ir atada a la licencia B, el comprador no podria ser C.

Fue alli en donde despues de darle muchas vueltas, descubri las ventajas de las licencias educativas, que en la mayoria de los casos son 100% funcionales y se aprueban para un uso comercial. Cabe anotar que despues de llenar la documentacion respectiva, pude resolver el tema por la mitad del dinero, y el proyecto se pudo finalizar. Tristemente no vera la luz, pero bueno…. eso es otra historia.

Asi pues bajo esa misma logica, decidir a traves de mi empresa de educacion, comprar las licencias del recien salido Adobre Creative Suite 6 Master Collection, que se puede comprar por tan solo 800 USD en su edicion educativa.

Haciendo dificil, lo que deberia ser facil.

En el sitio web de adobe, todo pinta color de rosa. Clickee aqui, seleccione idioma aca, diga si va a pagar con tarjeta, paypal o cheque electronico, abrase una cuenta y listo el pollo. Productos de Adobe corriendo legales en su equipo soporte y con la tranquilidad de actualizar sin pecado alguno. Pero la verdad es que cuando llega el momento de pagar, se encuentra la realidad de nuestra Colombia torcida y retrograda.

Como cualquier Colombiano promedio tengo mis tarjetas de credito con los bancos habituales (ni modo de decir que los menos ladrones), y mi cuenta Paypal tiene los servicios que ellos tienen habilitados, nada de raro. Pero cuando intente pagar la licencia de mi suite, es donde todo deja de ser color de rosa.

Las tarjetas de credito expedidas por bancos colombianos, solo tienen validez en Colombia. Lastimosamente Adobe no tiene «tienda virtual» para nuestro pais (Algos similar con iTunes hace un par de años), asi pues que para poder corregir este impase, adobe recurre a los famosos «resellers», que en la mayoria de los casos son solo empresas sin stock que te cobran la intermediacion y hacen dificil, lo que deberia ser facil.

Resulta que para comprar una licencia educativa de cualquier producto de Adobe tienes que ser del SENA….. si, suena ridiculo pero asi funciona. Resulta que adobe autorizo 3 canales para la distribucion de licencias educativas en el pais: Asenda, Nueva Era y Editorial Norma.

De las 2 primeras no hay informacion alguna, ni numeros de telefono ni un medio de contacto, y con la Editorial Norma, bueno…. juzguen ustedes

http://www.librerianorma.com/busqueda/resultados_busqueda.aspx?p=AyqovZ/pSIDYYxIBUkUrxSaF4w+Oyi2r

Resulta que el stock que hay es solo de versiones anteriores y la respuesta telefonica fue que «Hasta que no agotemos el stock actual, no solicitaremos mas licencias».

Es por esto que muchas veces es mas facil y rapido, bajarse un photoshop pirata que intentar tener la cultura de software legal.

Por mi parte, probare en Ebay.

 

Deja un comentario

*

Top